Seleccionar página

INFORMACIÓN GENERAL

LibroGénesis 

Idioma Original: hebreo

Autor: Moises, uno de los libros del Pentateuco o Torá, informa nuestras raices como Abraham, jucios por el pecado, destrucion del hombre por el diluvio, caida de Lucifer, tiempos, evolucion del hombre, creacion de la Tierra, familia, civilizaciones, idiomas, culturas, etc

Relacionados…

Diferentes Versiones

1 Corintios 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Salutación

 Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes,

a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Acción de gracias por dones espirituales

Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.

¿Está dividido Cristo?

10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. 12 Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13 ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? 14 Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo, 15 para que ninguno diga que fuisteis bautizados en mi nombre. 16 También bauticé a la familia de Estéfanas; de los demás, no sé si he bautizado a algún otro. 17 Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.

Cristo, poder y sabiduría de Dios

18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

19 Pues está escrito:     Destruiré la sabiduría de los sabios,     Y desecharé el entendimiento de los entendidos.

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. 26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de que nadie se jacte en su presencia. 30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.
Reina-Valera 1960 (RVR1960)Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

1 Corintios 1 Nueva Versión Internacional (NVI)

Pablo, llamado por la voluntad de Dios a ser apóstol de Cristo Jesús, y nuestro hermano Sóstenes,

a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser su santo pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y de nosotros:

Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les concedan gracia y paz.

Acción de gracias

Siempre doy gracias a Dios por ustedes, pues él, en Cristo Jesús, les ha dado su gracia. Unidos a Cristo ustedes se han llenado de toda riqueza, tanto en palabra como en conocimiento. Así se ha confirmado en ustedes nuestro testimonio acerca de Cristo, de modo que no les falta ningún don espiritual mientras esperan con ansias que se manifieste nuestro Señor Jesucristo. Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, quien los ha llamado a tener comunión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor.

Divisiones en la iglesia

10 Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito. 11 Digo esto, hermanos míos, porque algunos de la familia de Cloé me han informado que hay rivalidades entre ustedes. 12 Me refiero a que unos dicen: «Yo sigo a Pablo»; otros afirman: «Yo, a Apolos»; otros: «Yo, a Cefas»; y otros: «Yo, a Cristo». 13 ¡Cómo! ¿Está dividido Cristo? ¿Acaso Pablo fue crucificado por ustedes? ¿O es que fueron bautizados en el nombre de Pablo? 14 Gracias a Dios que no bauticé a ninguno de ustedes, excepto a Crispo y a Gayo, 15 de modo que nadie puede decir que fue bautizado en mi nombre. 16 Bueno, también bauticé a la familia de Estéfanas; fuera de estos, no recuerdo haber bautizado a ningún otro. 17 Pues Cristo no me envió a bautizar, sino a predicar el evangelio, y eso sin discursos de sabiduría humana, para que la cruz de Cristo no perdiera su eficacia.

Cristo, sabiduría y poder de Dios

18 Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios. 19 Pues está escrito:

«Destruiré la sabiduría de los sabios;     frustraré la inteligencia de los inteligentes».[a]

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el erudito? ¿Dónde el filósofo de esta época? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo? 21 Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen. 22 Los judíos piden señales milagrosas y los gentiles buscan sabiduría, 23 mientras que nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, 24 pero para los que Dios ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. 25 Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. 26 Hermanos, consideren su propio llamamiento: No muchos de ustedes son sabios, según criterios meramente humanos; ni son muchos los poderosos ni muchos los de noble cuna. 27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos. 28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, 29 a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse. 30 Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención— 31 para que, como está escrito: «Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe en el Señor».[b]

Footnotes:

  1. 1:19 Is 29:14
  2. 1:31 Jer 9:24
Nueva Versión Internacional (NVI)Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL® NVI® © 1999, 2015 por Biblica, Inc.®, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo. Used by permission. All rights reserved worldwide.

1 Corintios 1 Dios Habla Hoy (DHH)

Saludo

Pablo, llamado por la voluntad de Dios a ser apóstol de Cristo Jesús, saluda, junto con el hermano Sóstenes, a los que forman la iglesia de Dios que está en Corinto, que en Cristo Jesús fueron santificados y llamados a formar su pueblo santo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor nuestro y del pueblo santo. Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo derramen sobre ustedes su gracia y su paz.

Acción de gracias

Siempre doy gracias a mi Dios por ustedes, por la gracia que Dios ha derramado sobre ustedes por medio de Cristo Jesús. Pues por medio de él Dios les ha dado toda riqueza espiritual, así de palabra como de conocimiento, ya que el mensaje acerca de Cristo se estableció firmemente entre ustedes. De este modo no les falta ningún don de Dios mientras esperan el día en que aparezca nuestro Señor Jesucristo.Dios los mantendrá firmes hasta el fin, para que nadie pueda reprocharles nada cuando nuestro Señor Jesucristo regrese. Dios siempre cumple sus promesas, y él es quien los llamó a vivir en unión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor. 10 Hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo les ruego que todos estén siempre de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes. Vivan en armonía, pensando y sintiendo de la misma manera. 11 Digo esto, hermanos míos, porque he sabido por los de la familia de Cloe que hay discordias entre ustedes. 12 Quiero decir, que algunos de ustedes afirman: «Yo soy de Pablo»; otros: «Yo soy de Apolo»; otros: «Yo soy de Cefas»; y otros: «Yo soy de Cristo.» 13 ¿Acaso Cristo está dividido? ¿Fue crucificado Pablo en favor de ustedes? ¿O fueron ustedes bautizados en el nombre de Pablo? 14 ¡Gracias a Dios que yo no bauticé a ninguno de ustedes, aparte de Crispo y de Gayo! 15 Así nadie puede decir que fue bautizado en mi nombre. 16 También bauticé a la familia de Estéfanas, pero no recuerdo haber bautizado a ningún otro, 17 pues Cristo no me mandó a bautizar, sino a anunciar el evangelio, y no con alardes de sabiduría y retórica, para no quitarle valor a la muerte de Cristo en la cruz. 18 El mensaje de la muerte de Cristo en la cruz parece una tontería a los que van a la perdición; pero este mensaje es poder de Dios para los que vamos a la salvación. 19 Como dice la Escritura:

«Haré que los sabios pierdan su sabiduría y que desaparezca la inteligencia de los inteligentes.»

20 ¿En qué pararon el sabio, y el maestro, y el que sabe discutir sobre cosas de este mundo? ¡Dios ha convertido en tontería la sabiduría de este mundo! 21 Puesto que el mundo no usó su sabiduría para reconocer a Dios donde él ha mostrado su sabiduría, dispuso Dios en su bondad salvar por medio de su mensaje a los que tienen fe, aunque este mensaje parezca una tontería.

22 Los judíos quieren ver señales milagrosas, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros anunciamos a un Mesías crucificado. Esto les resulta ofensivo a los judíos, y a los no judíos les parece una tontería;24 pero para los que Dios ha llamado, sean judíos o griegos, este Mesías es el poder y la sabiduría de Dios. 25 Pues lo que en Dios puede parecer una tontería, es mucho más sabio que toda sabiduría humana; y lo que en Dios puede parecer debilidad, es más fuerte que toda fuerza humana.

Realidad de la comunidad de Corinto

26 Hermanos, deben darse cuenta de que Dios los ha llamado a pesar de que pocos de ustedes son sabios según los criterios humanos, y pocos de ustedes son gente con autoridad o pertenecientes a familias importantes. 27 Y es que, para avergonzar a los sabios, Dios ha escogido a los que el mundo tiene por tontos; y para avergonzar a los fuertes, ha escogido a los que el mundo tiene por débiles. 28 Dios ha escogido a la gente despreciada y sin importancia de este mundo, es decir, a los que no son nada, para anular a los que son algo. 29 Así nadie podrá presumir delante de Dios. 30 Pero Dios mismo los ha unido a ustedes con Cristo Jesús, y ha hecho también que Cristo sea nuestra sabiduría, nuestra justicia, nuestra santificación y nuestra liberación. 31 De esta manera, como dice la Escritura: «Si alguno quiere enorgullecerse, que se enorgullezca del Señor.»
Dios Habla Hoy (DHH)Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.

Comentarios de Matthew Henry

1 Corintios 1: 1-9 Tenemos aquí el prefacio del apóstol a toda su epístola, en el cual podemos tomar nota, I. De la inscripción, en la cual, de acuerdo con la costumbre de escribir letras, se inserta el nombre de la persona por la cual fue escrita y las personas a quienes se escribió. 1. Es una epístola de Pablo, el apóstol de los gentiles, a la iglesia de Corinto, que él mismo había plantado, aunque hubo algunos de ellos que ahora cuestionaron su apostolado (1Co_9: 1, 1Co_9: 2) y vilipendiaron. Su persona y ministerio, 2Co_10: 10. Los ministros más fieles y útiles no están seguros de este desprecio. Comienza desafiando este carácter: Pablo, llamado a ser un apóstol de Jesucristo, a través de la voluntad de Dios. Él no había tomado este honor para sí mismo, pero tenía una comisión divina para ello. Era correcto en cualquier momento, pero necesario en este momento, afirmar su carácter y magnificar su oficina, cuando los falsos maestros hicieron un mérito de atropellarlo, y sus mareados y engañados seguidores estaban tan dispuestos a competir con ellos. él. No era orgullo en Pablo, sino fidelidad a su confianza, en esta coyuntura, para mantener su carácter y autoridad apostólica. Y, para que esto aparezca más plenamente, se une a Sóstenes con él por escrito, quien era un ministro de un rango inferior. Pablo, y Sóstenes su hermano, no un compañero apóstol, sino un compañero de gobierno, otrora gobernante de la sinagoga judía, luego convertido al cristianismo, corintio de nacimiento, como es muy probable, y querido por este pueblo, porque razón por la cual Pablo, para congraciarse con ellos, se une a sí mismo en sus primeros saludos. No hay ninguna razón para suponer que fue hecho partícipe de la inspiración del apóstol, por lo que él habla, en el resto de la epístola, en su propio nombre y en el número singular. En cualquier caso, Pablo no aminoró su autoridad apostólica y, sin embargo, estuvo dispuesto en todas las ocasiones a hacer algo amable y condescendiente por el bien de quien lo atendía. Las personas a quienes se dirigió esta epístola fueron la iglesia de Dios que estaba en Corinto, santificada en Cristo Jesús y llamada a ser santos. Hasta ahora, todos los cristianos están santificados en Cristo Jesús, que por el bautismo son dedicados y dedicados a él, tienen la obligación estricta de ser santos y hacen la profesión de santidad real. Si no son verdaderamente santos, es culpa de ellos y reproche. Tenga en cuenta, es el diseño del cristianismo para santificarnos en Cristo. Se entregó por nosotros, para redimirnos de toda iniquidad y purificarnos para sí mismo, un pueblo peculiar, celoso de las buenas obras. Junto con la iglesia en Corinto, él dirige la epístola a todo lo que en cada lugar invoca el nombre de Cristo Jesús nuestro Señor, tanto el de ellos como el nuestro. De esta manera, los cristianos se distinguen de los profanos y ateos, que no se atreven a vivir sin la oración; y por esto se distinguen de los judíos y paganos, que invocan el nombre de Cristo. Él es su cabeza común y Señor. Observe, en cada lugar del mundo cristiano hay algunos que invocan el nombre de Cristo. Dios tiene un remanente en todos los lugares; y debemos tener una preocupación común y mantener la comunión con todos los que invocan el nombre de Cristo. II. De la bendición apostólica. Gracia sea para ti y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Un apóstol del príncipe de la paz debe ser un mensajero y ministro de paz. Esta bendición que el evangelio trae consigo, y esta bendición que todo predicador del evangelio debe desear y orar cordialmente puede ser la suerte de todos aquellos entre quienes él ministra. Gracia y paz – el favor de Dios, y la reconciliación para él. De hecho, es el resumen de todas las bendiciones. El Señor alzó su rostro sobre ti y te dio paz, fue la forma de bendición bajo el Antiguo Testamento (Num_6: 26), pero esta ventaja tenemos en el evangelio, 1. Que se nos indica cómo obtener esa paz de Dios: está en y por cristo. Los pecadores no pueden tener paz con Dios, ni ningún bien de él, sino a través de Cristo. 2. Nos dicen lo que debe calificarnos para esta paz; a saber, gracia: primero gracia, luego paz. Dios primero reconcilia a los pecadores consigo mismo, antes de otorgarles su paz. III. De la acción de gracias del apóstol a Dios por ellos. Pablo comienza la mayoría de sus epístolas con acción de gracias a Dios por sus amigos y oración por ellos. Tenga en cuenta que la mejor manera de manifestar nuestro afecto a nuestros amigos es orando y dando gracias por ellos. Es una rama de la comunión de los santos dar gracias mutuamente a Dios por nuestros dones, gracias y comodidades. Él da gracias, 1. Por su conversión a la fe de Cristo: Por la gracia que le fue dada a través de Jesucristo, 1Co_1: 4. Él es el gran procurador y el que dispone los favores de Dios. Los que están unidos a él por fe, y hechos para participar de su Espíritu y sus méritos, son los objetos del favor divino. Dios los ama, les da buena voluntad y les otorga sus sonrisas y bendiciones paternas. 2. Por la abundancia de su espíritu.

Versículos de la Biblia

Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.» 1 Pedro 1:15-16

Génesis 

1 | 2 | 3

Our Principal

Devocional de Hoy:

Somos colaboradores de Dios. 1 Corintios 3

Más Lectura ...

Hechos 19:10, Hechos 20:31

La Biblia:

Enriquece tu fe y crece en madurez espiritual con el increíble estudio bíblico y devocional.
«¡Abrazar al mundo en oración! Comunionet es un ministerio que provee confraternidad (comunión) para personas en grupos de oración y en congregaciones que se reúnen vía la Internet.» Visita: https://www.comunionet.com/ Rev. Sergio Scataglini

Fundador, orador internacional y el autor del libro, “El fuego de su santidad".

Santa Biblia Thompson edición especial para el estudio bíblico RVR 1960 (Spanish Edition)

Comprar

La Tora: Biblia Mesiánica Hebrea De Estudio traducida al español (Spanish Edition)

Comprar

Autoridad Espiritual (Spanish Edition)

Comprar

Biblia de bosquejos y sermones: 1 y 2 Corintios (Biblia de Bosquejos y Sermones N.T.) (Spanish Edition)

Recibe noticias y actualizaciones del El Tabernaculo

 

el tabernaculo

Portal Cristiano para estudiar, escuchar información que edifica.

© 2018 El Tabernaculo.

Tarjetas Cistianas