Seleccionar página

INFORMACIÓN GENERAL

Libro: Proverbios

Idioma Original(hebreo מִשְׁלֵי, Mishlei) es un libro bíblico del Antiguo Testamento y del Tanaj hebreo, que se clasifica entre los Libros Sapienciales del cristianismo, y entre los Ketuvim o «Escritos» del judaísmo. 

Datos Generales: Autor y época. Los Proverbios se atribuyen tradicionalmente al rey Salomón. Los capítulos 10 al 22, 16 así como 25 al 29 son atribuidos a Salomón y al menos se puede demostrar, por medio del uso que en ellos se hace de géneros literarios más arcaicos como el dístico, que son de los más antiguos del libro.

Escucha y Lee La Biblia

Diferentes Versiones

La Sabiduría y la mujer insensata

La sabiduría edificó su casa,
    Labró sus siete columnas.

Mató sus víctimas, mezcló su vino,
Y puso su mesa.

Envió sus criadas;
Sobre lo más alto de la ciudad clamó.

Dice a cualquier simple: Ven acá.
A los faltos de cordura dice:

Venid, comed mi pan,
Y bebed del vino que yo he mezclado.

Dejad las simplezas, y vivid,
Y andad por el camino de la inteligencia.

El que corrige al escarnecedor, se acarrea afrenta;
El que reprende al impío, se atrae mancha.

No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca;
Corrige al sabio, y te amará.

Da al sabio, y será más sabio;
Enseña al justo, y aumentará su saber.

10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría,
Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

11 Porque por mí se aumentarán tus días,
Y años de vida se te añadirán.

12 Si fueres sabio, para ti lo serás;
Y si fueres escarnecedor, pagarás tú solo.

13 La mujer insensata es alborotadora;
Es simple e ignorante.

14 Se sienta en una silla a la puerta de su casa,
En los lugares altos de la ciudad,

15 Para llamar a los que pasan por el camino,
Que van por sus caminos derechos.

16 Dice a cualquier simple: Ven acá.
A los faltos de cordura dijo:

17 Las aguas hurtadas son dulces,
Y el pan comido en oculto es sabroso.

18 Y no saben que allí están los muertos;
Que sus convidados están en lo profundo del Seol.

Proverbios 9 Nueva Versión Internacional (NVI)

Invitación de la sabiduría y de la necedad

La sabiduría construyó su casa
    y labró sus siete pilares.
Preparó un banquete, mezcló su vino
    y tendió la mesa.
Envió a sus doncellas, y ahora clama
    desde lo más alto de la ciudad.
«¡Vengan conmigo los inexpertos!
    —dice a los faltos de juicio—.
Vengan, disfruten de mi pan
    y beban del vino que he mezclado.
Dejen su insensatez, y vivirán;
    andarán por el camino del discernimiento.

»El que corrige al burlón se gana que lo insulten;
    el que reprende al malvado se gana su desprecio.
No reprendas al insolente, no sea que acabe por odiarte;
    reprende al sabio, y te amará.
Instruye al sabio, y se hará más sabio;
    enseña al justo, y aumentará su saber.

10 »El comienzo de la sabiduría es el temor del Señor;
    conocer al Santo[a] es tener discernimiento.
11 Por mí aumentarán tus días;
    muchos años de vida te serán añadidos.
12 Si eres sabio, tu premio será tu sabiduría;
    si eres insolente, solo tú lo sufrirás».

13 La mujer necia es escandalosa,
    frívola y desvergonzada.
14 Se sienta a las puertas de su casa,
    sienta sus reales en lo más alto de la ciudad,
15 y llama a los que van por el camino,
    a los que no se apartan de su senda.
16 «¡Vengan conmigo, inexpertos!
    —dice a los faltos de juicio—.
17 ¡Las aguas robadas saben a gloria!
    ¡El pan sabe a miel si se come a escondidas!»
18 Pero estos ignoran que allí está la muerte,
    que sus invitados caen al fondo de la fosa.

Footnotes:

  1. 9:10 al Santo. Alt. las cosas santas.

Proverbios 9 Dios Habla Hoy (DHH)

Contraste entre la sabiduría y la necedad

La sabiduría construyó su casa,
la adornó con siete columnas;
mató animales para el banquete,
preparó un vino especial,
puso la mesa
y envió a sus criadas a gritar
desde lo alto de la ciudad:
«¡Vengan acá, jóvenes inexpertos!»
Mandó a decir a los imprudentes:
«Vengan a comer de mi pan
y a beber del vino que he preparado.
Dejen de ser imprudentes, y vivirán;
condúzcanse como gente inteligente.»

Corrige al insolente y malvado,
y sólo lograrás que te insulte y ofenda.

Reprende al insolente y te ganarás su odio;
corrige al sabio y te ganarás su aprecio.

Dale al sabio y se hará más sabio;
enseña al hombre bueno y aumentará su saber.

10 La sabiduría comienza por honrar al Señor;
conocer al Santísimo es tener inteligencia.

11 Gracias a la sabiduría, vivirás mucho tiempo
y aumentarán los años de tu vida.
12 Si eres sabio, tuyo será el provecho;
si eres insolente, tuya será la responsabilidad.

13 La necedad es como una mujer chismosa,
tonta e ignorante.
14 Se sienta en una silla, a las puertas de su casa,
en la parte más alta de la ciudad,
15 y llama a los caminantes
que van por buen camino:
16 «¡Vengan acá, jóvenes inexpertos!»
Manda a decir a los imprudentes:
17 «El agua robada es más sabrosa;
el pan comido a escondidas sabe mejor.»
18 Pero ellos no saben que sus invitados
son ahora sombras en el reino de la muerte.

Comentarios de Matthew Henry

1 Corintios 3: 1-4 Aquí, yo. Pablo culpa a los corintios por su debilidad y falta de competencia. Los que son santificados son tan solo en parte: todavía hay espacio para el crecimiento y el aumento tanto en la gracia como en el conocimiento, 2Pe_3: 18. Aquellos que a través de la gracia divina se renuevan a una vida espiritual pueden, sin embargo, ser defectuosos en muchas cosas. El apóstol les dice que no podía hablarles como a los hombres espirituales, sino a los hombres carnales, como a los bebés en Cristo, 1Co_3: 1. Estaban tan lejos de formar sus máximas y medidas sobre la base de la revelación divina y entrar en el espíritu del evangelio, es decir, era demasiado evidente que estaban bajo el mando de afectos carnales y corruptos. Todavía eran meros bebés en Cristo. Habían recibido algunos de los primeros principios del cristianismo, pero no habían crecido hasta la madurez de la comprensión en ellos, o de la fe y la santidad; y sin embargo, es claro, de varios pasajes de esta epístola, que los corintios estaban muy orgullosos de su sabiduría y conocimiento. Tenga en cuenta que es muy común que las personas de conocimiento y comprensión muy moderadas tengan una gran medida de autoconsumo. El apóstol asigna su poca habilidad en el conocimiento del cristianismo como una razón por la cual no les había comunicado nada más profundo de eso. No podían soportar tal comida, necesitaban ser alimentados con leche, no con carne, 1Co_3: 2. Tenga en cuenta que un fiel ministro de Cristo tiene el deber de consultar las capacidades de sus oyentes y enseñarles lo que pueden soportar. Y sin embargo, es natural que los bebés crezcan hasta convertirse en hombres; y los bebés en Cristo deben esforzarse por crecer en Estatura y convertirse en hombres en Cristo. Se espera que sus avances en el conocimiento sean proporcionales a sus medios y oportunidades, y al momento de profesar la religión, para que puedan soportar discursos sobre los misterios de nuestra religión, y no siempre descansen en cosas claras. Fue un reproche a los corintios el hecho de que se hubieran sentado durante tanto tiempo bajo el ministerio de Pablo y no hubieran mejorado el conocimiento cristiano. Tenga en cuenta que los cristianos tienen la culpa absoluta de quienes no se esfuerzan por crecer en la gracia y el conocimiento. II. Él los culpa por su carnalidad, y menciona su discusión y discordia acerca de sus ministros como evidencia de ello: para ustedes aún son carnales; porque mientras que hay entre vosotros envidias, y luchas, y divisiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 1Co_3: 3. Tenían emulaciones mutuas, y disputas, y facciones entre ellos, por cuenta de sus ministros, mientras que uno dijo: Yo soy de Pablo; y otra, soy de Apolos, 1Co_3: 4. Estas eran pruebas de su carnalidad, de que los intereses y afectos carnales los influenciaban demasiado. Tenga en cuenta que las contiendas y las peleas sobre la religión son tristes evidencias de la permanencia de la carnalidad. La verdadera religión hace que los hombres sean pacíficos y no contenciosos. Los espíritus facios actúan sobre los principios humanos, no sobre los principios de la verdadera religión; son guiados por su propio orgullo y pasiones, y no por las reglas del cristianismo: ¿No andan como hombres? Tenga en cuenta que se debe lamentar que muchos de los que deberían caminar como cristianos, es decir, por encima del ritmo común de los hombres, sí caminan como hombres, viven y actúan demasiado como los demás hombres.

Versículos de la Biblia

7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

  • Proverbios 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Devocional de Hoy:

Somos colaboradores de Dios. 1 Corintios 3

Más Lectura ...

Hechos 19:10, Hechos 20:31

La Biblia:

Enriquece tu fe y crece en madurez espiritual con el increíble estudio bíblico y devocional.

Our Principal

«¡Abrazar al mundo en oración! Comunionet es un ministerio que provee confraternidad (comunión) para personas en grupos de oración y en congregaciones que se reúnen vía la Internet.»

Visita: https://www.comunionet.com/

Rev. Sergio Scataglini

Fundador, orador internacional y el autor del libro, “El fuego de su santidad".

Santa Biblia Thompson edición especial para el estudio bíblico RVR 1960 (Spanish Edition)

Comprar

La Tora: Biblia Mesiánica Hebrea De Estudio traducida al español (Spanish Edition)

Comprar

Autoridad Espiritual (Spanish Edition)

Comprar

Biblia de bosquejos y sermones: 1 y 2 Corintios (Biblia de Bosquejos y Sermones N.T.) (Spanish Edition)

Viviendo los Proverbios (Spanish Edition)

Comprar

Recibe noticias y actualizaciones del El Tabernaculo

 

el tabernaculo

Portal Cristiano para estudiar, escuchar información que edifica.

© 2018 El Tabernaculo.

Tarjetas Cistianas