Seleccionar página

INFORMACIÓN GENERAL

Libro: Proverbios

Idioma Original(hebreo מִשְׁלֵי, Mishlei) es un libro bíblico del Antiguo Testamento y del Tanaj hebreo, que se clasifica entre los Libros Sapienciales del cristianismo, y entre los Ketuvim o «Escritos» del judaísmo. 

Datos Generales: Autor y época. Los Proverbios se atribuyen tradicionalmente al rey Salomón. Los capítulos 10 al 22, 16 así como 25 al 29 son atribuidos a Salomón y al menos se puede demostrar, por medio del uso que en ellos se hace de géneros literarios más arcaicos como el dístico, que son de los más antiguos del libro.

Escucha y Lee La Biblia

Diferentes Versiones

Proverbios 14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

14 La mujer sabia edifica su casa;
Mas la necia con sus manos la derriba.

El que camina en su rectitud teme a Jehová;
Mas el de caminos pervertidos lo menosprecia.

En la boca del necio está la vara de la soberbia;
Mas los labios de los sabios los guardarán.

Sin bueyes el granero está vacío;
Mas por la fuerza del buey hay abundancia de pan.

El testigo verdadero no mentirá;
Mas el testigo falso hablará mentiras.

Busca el escarnecedor la sabiduría y no la halla;
Mas al hombre entendido la sabiduría le es fácil.

Vete de delante del hombre necio,
Porque en él no hallarás labios de ciencia.

La ciencia del prudente está en entender su camino;
Mas la indiscreción de los necios es engaño.

Los necios se mofan del pecado;
Mas entre los rectos hay buena voluntad.

10 El corazón conoce la amargura de su alma;
Y extraño no se entremeterá en su alegría.

11 La casa de los impíos será asolada;
Pero florecerá la tienda de los rectos.

12 Hay camino que al hombre le parece derecho;
Pero su fin es camino de muerte.

13 Aun en la risa tendrá dolor el corazón;
Y el término de la alegría es congoja.

14 De sus caminos será hastiado el necio de corazón;
Pero el hombre de bien estará contento del suyo.

15 El simple todo lo cree;
Mas el avisado mira bien sus pasos.

16 El sabio teme y se aparta del mal;
Mas el insensato se muestra insolente y confiado.

17 El que fácilmente se enoja hará locuras;
Y el hombre perverso será aborrecido.

18 Los simples heredarán necedad;
Mas los prudentes se coronarán de sabiduría.

19 Los malos se inclinarán delante de los buenos,
Y los impíos a las puertas del justo.

20 El pobre es odioso aun a su amigo;
Pero muchos son los que aman al rico.

21 Peca el que menosprecia a su prójimo;
Mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.

22 ¿No yerran los que piensan el mal?
Misericordia y verdad alcanzarán los que piensan el bien.

23 En toda labor hay fruto;
Mas las vanas palabras de los labios empobrecen.

24 Las riquezas de los sabios son su corona;
Pero la insensatez de los necios es infatuación.

25 El testigo verdadero libra las almas;
Mas el engañoso hablará mentiras.

26 En el temor de Jehová está la fuerte confianza;
Y esperanza tendrán sus hijos.

27 El temor de Jehová es manantial de vida
Para apartarse de los lazos de la muerte.

28 En la multitud del pueblo está la gloria del rey;
Y en la falta de pueblo la debilidad del príncipe.

29 El que tarda en airarse es grande de entendimiento;
Mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad.

30 El corazón apacible es vida de la carne;
Mas la envidia es carcoma de los huesos.

31 El que oprime al pobre afrenta a su Hacedor;
Mas el que tiene misericordia del pobre, lo honra.

32 Por su maldad será lanzado el impío;
Mas el justo en su muerte tiene esperanza.

33 En el corazón del prudente reposa la sabiduría;
Pero no es conocida en medio de los necios.

34 La justicia engrandece a la nación;
Mas el pecado es afrenta de las naciones.

35 La benevolencia del rey es para con el servidor entendido;
Mas su enojo contra el que lo averg:uenza.

Proverbios 14 Nueva Versión Internacional (NVI)

14 La mujer sabia edifica su casa;
    la necia, con sus manos la destruye.

El que va por buen camino teme al Señor;
    el que va por mal camino lo desprecia.

De la boca del necio brota arrogancia;
    los labios del sabio son su propia protección.

Donde no hay bueyes el granero está vacío;
    con la fuerza del buey aumenta la cosecha.

El testigo verdadero jamás engaña;
    el testigo falso propaga mentiras.

El insolente busca sabiduría y no la halla;
    para el entendido, el conocimiento es cosa fácil.

Manténte a distancia del necio,
    pues en sus labios no hallarás conocimiento.

La sabiduría del prudente es discernir sus caminos,
    pero al necio lo engaña su propia necedad.

Los necios hacen mofa de sus propias faltas,
    pero los íntegros cuentan con el favor de Dios.

10 Cada corazón conoce sus propias amarguras,
    y ningún extraño comparte su alegría.

11 La casa del malvado será destruida,
    pero la morada del justo prosperará.

12 Hay caminos que al hombre le parecen rectos,
    pero que acaban por ser caminos de muerte.

13 También de reírse duele el corazón,
    y hay alegrías que acaban en tristeza.

14 El inconstante recibirá todo el pago de su inconstancia;
    el hombre bueno, el premio de sus acciones.

15 El ingenuo cree todo lo que le dicen;
    el prudente se fija por dónde va.

16 El sabio teme al Señor y se aparta del mal,
    pero el necio es arrogante y se pasa de confiado.

17 El iracundo comete locuras,
    pero el prudente sabe aguantar.[a]

18 Herencia de los inexpertos es la necedad;
    corona de los prudentes, el conocimiento.

19 Los malvados se postrarán ante los buenos;
    los impíos, ante el tribunal[b] de los justos.

20 Al pobre hasta sus amigos lo aborrecen,
    pero son muchos los que aman al rico.

21 Es un pecado despreciar al prójimo;
    ¡dichoso el que se compadece de los pobres!

22 Pierden el camino los que maquinan el mal,
    pero hallan amor y verdad los que hacen el bien.

23 Todo esfuerzo tiene su recompensa,
    pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza.

24 La corona del sabio es su sabiduría;[c]
    la de los necios, su necedad.

25 El testigo veraz libra de la muerte,
    pero el testigo falso miente.

26 El temor del Señor es un baluarte seguro
    que sirve de refugio a los hijos.

27 El temor del Señor es fuente de vida,
    y aleja al hombre de las redes de la muerte.

28 Gloria del rey es gobernar a muchos;
    un príncipe sin súbditos está arruinado.

29 El que es paciente muestra gran discernimiento;
    el que es agresivo muestra mucha insensatez.

30 El corazón tranquilo da vida al cuerpo,
    pero la envidia corroe los huesos.

31 El que oprime al pobre ofende a su creador,
    pero honra a Dios quien se apiada del necesitado.

32 El malvado cae por su propia maldad;
    el justo halla refugio en su integridad.[d]

33 En el corazón de los sabios mora la sabiduría,
    pero los necios ni siquiera la conocen.[e]

34 La justicia enaltece a una nación,
    pero el pecado deshonra a todos los pueblos.

35 El rey favorece al siervo inteligente,
    pero descarga su ira sobre el sinvergüenza.

Footnotes:

  1. 14:17 sabe aguantar (LXX); es odiado (TM).
  2. 14:19 ante el tribunal. Lit. ante la puerta.
  3. 14:24 su sabiduría (LXX); su riqueza (TM).
  4. 14:32 en su integridad (LXX y Siríaca); en su muerte (TM).
  5. 14:33 los necios ni siquiera la conocen (LXX y Siríaca); los necios la conocen (TM).

Proverbios 14 Dios Habla Hoy (DHH)

14 La mujer sabia construye su casa;
la necia, con sus propias manos la destruye.

El de recta conducta honra al Señor;
el de conducta torcida lo desprecia.

De la boca del necio brota el orgullo;
de los labios del sabio, su protección.

Cuando no hay bueyes, el trigo falta;
con la fuerza del buey, la cosecha aumenta.

El testigo verdadero no miente;
el testigo falso dice mentiras.

El insolente busca sabiduría y no la encuentra;
para el inteligente, el saber es cosa fácil.

Aléjate del necio,
pues de sus labios no obtendrás conocimiento.

La sabiduría hace al sabio entender su conducta,
pero al necio lo engaña su propia necedad.

Los necios se burlan de sus culpas,
pero entre los hombres honrados hay buena voluntad.

10 El corazón conoce sus propias amarguras,
y no comparte sus alegrías con ningún extraño.

11 La casa de los malvados será destruida;
la de los hombres honrados prosperará.

12 Hay caminos que parecen derechos,
pero al final de ellos está la muerte.

13 Hasta de reírse duele el corazón,
y al final la alegría acaba en llanto.

14 El necio está satisfecho de su conducta;
el hombre bueno lo está de sus acciones.

15 El imprudente cree todo lo que le dicen;
el prudente se fija por dónde anda.

16 El sabio teme al mal y se aparta de él,
pero al necio nada parece importarle.

17 El que es impulsivo actúa sin pensar;
el que es reflexivo mantiene la calma.

18 Los imprudentes son herederos de la necedad;
los prudentes se rodean de conocimientos.

19 Los malvados se inclinarán ante los buenos;
los malos suplicarán a las puertas de los justos.

20 Al pobre, hasta sus propios amigos lo odian;
al rico le sobran amigos.

21 El que desprecia a su amigo comete un pecado,
pero ¡feliz aquel que se compadece del pobre!

22 Los que buscan hacer lo malo, pierden el camino;
los que buscan hacer lo bueno son objeto de amor y lealtad.

23 De todo esfuerzo se saca provecho;
del mucho hablar, sólo miseria.

24 La corona del sabio es su inteligencia;
la de los necios, su necedad.

25 El testigo verdadero salva a otros la vida;
el testigo falso es causa de muerte.

26 El honrar al Señor es una firme esperanza
que da seguridad a los hijos.

27 El honrar al Señor es fuente de vida
que libra de los lazos de la muerte.

28 Gobernar a muchos es una honra para el rey;
gobernar a pocos es su ruina.

29 Ser paciente es muestra de mucha inteligencia;
ser impaciente es muestra de gran estupidez.

30 La mente tranquila es vida para el cuerpo,
pero la envidia corroe hasta los huesos.

31 Ofende a su Creador quien oprime al pobre,
pero lo honra quien le tiene compasión.

32 Al malvado lo arruina su propia maldad;
al hombre honrado lo protege su honradez.

33 La sabiduría habita en mentes que razonan,
pero entre los necios es desconocida.

34 La justicia es el orgullo de una nación;
el pecado es su vergüenza.

35 El siervo capaz se gana el favor del rey,
pero el incapaz se gana su enojo.

Comentarios de Matthew Henry

1 Corintios 3: 1-4 Aquí, yo. Pablo culpa a los corintios por su debilidad y falta de competencia. Los que son santificados son tan solo en parte: todavía hay espacio para el crecimiento y el aumento tanto en la gracia como en el conocimiento, 2Pe_3: 18. Aquellos que a través de la gracia divina se renuevan a una vida espiritual pueden, sin embargo, ser defectuosos en muchas cosas. El apóstol les dice que no podía hablarles como a los hombres espirituales, sino a los hombres carnales, como a los bebés en Cristo, 1Co_3: 1. Estaban tan lejos de formar sus máximas y medidas sobre la base de la revelación divina y entrar en el espíritu del evangelio, es decir, era demasiado evidente que estaban bajo el mando de afectos carnales y corruptos. Todavía eran meros bebés en Cristo. Habían recibido algunos de los primeros principios del cristianismo, pero no habían crecido hasta la madurez de la comprensión en ellos, o de la fe y la santidad; y sin embargo, es claro, de varios pasajes de esta epístola, que los corintios estaban muy orgullosos de su sabiduría y conocimiento. Tenga en cuenta que es muy común que las personas de conocimiento y comprensión muy moderadas tengan una gran medida de autoconsumo. El apóstol asigna su poca habilidad en el conocimiento del cristianismo como una razón por la cual no les había comunicado nada más profundo de eso. No podían soportar tal comida, necesitaban ser alimentados con leche, no con carne, 1Co_3: 2. Tenga en cuenta que un fiel ministro de Cristo tiene el deber de consultar las capacidades de sus oyentes y enseñarles lo que pueden soportar. Y sin embargo, es natural que los bebés crezcan hasta convertirse en hombres; y los bebés en Cristo deben esforzarse por crecer en Estatura y convertirse en hombres en Cristo. Se espera que sus avances en el conocimiento sean proporcionales a sus medios y oportunidades, y al momento de profesar la religión, para que puedan soportar discursos sobre los misterios de nuestra religión, y no siempre descansen en cosas claras. Fue un reproche a los corintios el hecho de que se hubieran sentado durante tanto tiempo bajo el ministerio de Pablo y no hubieran mejorado el conocimiento cristiano. Tenga en cuenta que los cristianos tienen la culpa absoluta de quienes no se esfuerzan por crecer en la gracia y el conocimiento. II. Él los culpa por su carnalidad, y menciona su discusión y discordia acerca de sus ministros como evidencia de ello: para ustedes aún son carnales; porque mientras que hay entre vosotros envidias, y luchas, y divisiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 1Co_3: 3. Tenían emulaciones mutuas, y disputas, y facciones entre ellos, por cuenta de sus ministros, mientras que uno dijo: Yo soy de Pablo; y otra, soy de Apolos, 1Co_3: 4. Estas eran pruebas de su carnalidad, de que los intereses y afectos carnales los influenciaban demasiado. Tenga en cuenta que las contiendas y las peleas sobre la religión son tristes evidencias de la permanencia de la carnalidad. La verdadera religión hace que los hombres sean pacíficos y no contenciosos. Los espíritus facios actúan sobre los principios humanos, no sobre los principios de la verdadera religión; son guiados por su propio orgullo y pasiones, y no por las reglas del cristianismo: ¿No andan como hombres? Tenga en cuenta que se debe lamentar que muchos de los que deberían caminar como cristianos, es decir, por encima del ritmo común de los hombres, sí caminan como hombres, viven y actúan demasiado como los demás hombres.

Versículos de la Biblia

7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

  • Proverbios 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Devocional de Hoy:

Somos colaboradores de Dios. 1 Corintios 3

Más Lectura ...

Hechos 19:10, Hechos 20:31

La Biblia:

Enriquece tu fe y crece en madurez espiritual con el increíble estudio bíblico y devocional.

Our Principal

«¡Abrazar al mundo en oración! Comunionet es un ministerio que provee confraternidad (comunión) para personas en grupos de oración y en congregaciones que se reúnen vía la Internet.»

Visita: https://www.comunionet.com/

Rev. Sergio Scataglini

Fundador, orador internacional y el autor del libro, “El fuego de su santidad".

Santa Biblia Thompson edición especial para el estudio bíblico RVR 1960 (Spanish Edition)

Comprar

La Tora: Biblia Mesiánica Hebrea De Estudio traducida al español (Spanish Edition)

Comprar

Autoridad Espiritual (Spanish Edition)

Comprar

Biblia de bosquejos y sermones: 1 y 2 Corintios (Biblia de Bosquejos y Sermones N.T.) (Spanish Edition)

Viviendo los Proverbios (Spanish Edition)

Comprar

Recibe noticias y actualizaciones del El Tabernaculo

 

el tabernaculo

Portal Cristiano para estudiar, escuchar información que edifica.

© 2018 El Tabernaculo.

Tarjetas Cistianas