INFORMACIÓN GENERAL

Libro: 1 Corintios

Idioma Original: griego

Pablo estaba en Corintios durante el primer y ultimo viaje, el lugar mas pecaminos en aquellos dias. 1 Corintios fue escrito una carta o epistola escrita por Pablo de Tarso a la comunidad cristiana o Iglesia de Corinto.

Relacionados…

Diferentes Versiones

1 Corintios 16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

La ofrenda para los santos

16  En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén.

Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo.

Planes de Pablo

Iré a vosotros, cuando haya pasado por Macedonia, pues por Macedonia tengo que pasar.

Y podrá ser que me quede con vosotros, o aun pase el invierno, para que vosotros me encaminéis a donde haya de ir.

Porque no quiero veros ahora de paso, pues espero estar con vosotros algún tiempo, si el Señor lo permite.

Pero estaré en Efeso hasta Pentecostés;

porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios.

10 Y si llega Timoteo, mirad que esté con vosotros con tranquilidad, porque él hace la obra del Señor así como yo.

11 Por tanto, nadie le tenga en poco, sino encaminadle en paz, para que venga a mí, porque le espero con los hermanos.

12 Acerca del hermano Apolos, mucho le rogué que fuese a vosotros con los hermanos, mas de ninguna manera tuvo voluntad de ir por ahora; pero irá cuando tenga oportunidad.

Salutaciones finales

13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

15 Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos.

16 Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan.

17 Me regocijo con la venida de Estéfanas, de Fortunato y de Acaico, pues ellos han suplido vuestra ausencia.

18 Porque confortaron mi espíritu y el vuestro; reconoced, pues, a tales personas.

19 Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.

20 Os saludan todos los hermanos. Saludaos los unos a los otros con ósculo santo.

21 Yo, Pablo, os escribo esta salutación de mi propia mano.

22 El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.[a]

23 La gracia del Señor Jesucristo esté con vosotros.

24 Mi amor en Cristo Jesús esté con todos vosotros. Amén.

Footnotes:

  1. 1 Corintios 16:22 Gr. del arameo, Maran-ata.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

1 Corintios 16 Nueva Versión Internacional (NVI)

La colecta para el pueblo de Dios

16 En cuanto a la colecta para los creyentes, sigan las instrucciones que di a las iglesias de Galacia. El primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos, para que no se tengan que hacer colectas cuando yo vaya. Luego, cuando llegue, daré cartas de presentación a los que ustedes hayan aprobado y los enviaré a Jerusalén con los donativos que hayan recogido. Si conviene que yo también vaya, iremos juntos.

Encargos personales

Después de pasar por Macedonia, pues tengo que atravesar esa región, iré a verlos. Es posible que me quede con ustedes algún tiempo, y tal vez pase allí el invierno, para que me ayuden a seguir el viaje a dondequiera que vaya. Esta vez no quiero verlos solo de paso; más bien, espero permanecer algún tiempo con ustedes, si el Señor así lo permite. Pero me quedaré en Éfeso hasta Pentecostés, porque se me ha presentado una gran oportunidad para un trabajo eficaz, a pesar de que hay muchos en mi contra.

10 Si llega Timoteo, procuren que se sienta cómodo entre ustedes, porque él trabaja como yo en la obra del Señor. 11 Por tanto, que nadie lo menosprecie. Ayúdenlo a seguir su viaje en paz para que pueda volver a reunirse conmigo, pues estoy esperándolo junto con los hermanos.

12 En cuanto a nuestro hermano Apolos, le rogué encarecidamente que en compañía de otros hermanos les hiciera una visita. No quiso de ninguna manera ir ahora, pero lo hará cuando se le presente la oportunidad.

13 Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes. 14 Hagan todo con amor.

15 Bien saben que los de la familia de Estéfanas fueron los primeros convertidos de Acaya,[a] y que se han dedicado a servir a los creyentes. Les recomiendo, hermanos, 16 que se pongan a disposición de aquellos y de todo el que colabore en este arduo trabajo. 17 Me alegré cuando llegaron Estéfanas, Fortunato y Acaico, porque ellos han suplido lo que ustedes no podían darme, 18 ya que han tranquilizado mi espíritu y también el de ustedes. Tales personas merecen que se les exprese reconocimiento.

Saludos finales

19 Las iglesias de la provincia de Asia les mandan saludos. Aquila y Priscila los saludan cordialmente en el Señor, como también la iglesia que se reúne en la casa de ellos. 20 Todos los hermanos les mandan saludos. Salúdense unos a otros con un beso santo.

21 Yo, Pablo, escribo este saludo de mi puño y letra.

22 Si alguno no ama al Señor, quede bajo maldición. ¡Marana ta![b]

23 Que la gracia del Señor Jesús sea con ustedes.

24 Los amo a todos ustedes en Cristo Jesús. Amén.[c]

Footnotes:

  1. 16:15 los primeros convertidos de Acaya. Lit. las primicias de Acaya.
  2. 16:22 ¡Marana ta! Expresión aramea que significa: «Ven, Señor»; otra posible lectura es Maran ata, que significa: «El Señor viene».
  3. 16:24 Var. no incluye: Amén.

Nueva Versión Internacional (NVI)

Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL® NVI® © 1999, 2015 por Biblica, Inc.®, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo. Used by permission. All rights reserved worldwide.

1 Corintios 16 Dios Habla Hoy (DHH)

La colecta

16 En cuanto a la colecta para los del pueblo santo, háganla según las instrucciones que di a las iglesias en la provincia de Galacia. Los domingos, cada uno de ustedes debe apartar algo, según lo que haya ganado, y guardarlo para que cuando yo llegue no se tengan que hacer colectas. Y cuando yo llegue, mandaré a Jerusalén a las personas que ustedes escojan, dándoles cartas para llevar la colecta hecha por ustedes. Y si es conveniente que yo también vaya, ellos irán conmigo.

Planes de viaje

En mi viaje tengo que pasar por la región de Macedonia; y después de Macedonia llegaré a Corinto. Puede ser que me quede con ustedes algún tiempo, o que tal vez pase allí todo el invierno; entonces ustedes podrán ayudarme en mi viaje a donde tenga que ir después. No quiero verlos ahora solamente de paso, sino que espero estar algún tiempo con ustedes, si el Señor lo permite; pero me quedaré en Éfeso hasta el día de Pentecostés, porque las puertas se me han abierto de par en par para el trabajo, a pesar de que muchos están en contra mía.

10 Si llega Timoteo, procuren que se sienta a gusto entre ustedes, pues trabaja en la obra del Señor lo mismo que yo. 11 Así que ninguno de ustedes lo desprecie; sino, al contrario, ayúdenlo a seguir su viaje en paz, para que venga a verme, porque lo estoy esperando junto con los otros hermanos.

12 En cuanto al hermano Apolo, le rogué mucho que fuera con los hermanos a visitarlos a ustedes, pero por ahora no quiso ir. Lo hará cuando tenga oportunidad.

Recomendaciones

13 Manténganse despiertos y firmes en la fe. Tengan mucho valor y firmeza. 14 Y todo lo que hagan, háganlo con amor.

15 Hermanos, ustedes saben que la familia de Estéfanas fue la primera que en la región de Acaya se convirtió al evangelio, y que ellos se han dedicado a servir a los hermanos en la fe. 16 Quiero que ustedes, a su vez, se sometan a personas como ellos y a todos los que ayudan y trabajan en esta labor.

17 Me alegro de que hayan venido Estéfanas, Fortunato y Acaico, pues en ausencia de ustedes 18 ellos me han dado tranquilidad, lo mismo que a ustedes. Tengan en cuenta a personas como ellos.

Saludos y despedida

19 Las iglesias de la provincia de Asia les mandan saludos. Aquila y Prisca, y la congregación que se reúne en su casa, les mandan muchos saludos en el Señor. 20 Reciban saludos de todos los hermanos. Salúdense unos a otros con un beso santo.

21 Yo, Pablo, les escribo a ustedes este saludo de mi puño y letra.

22 Si alguien no ama al Señor, ¡que caiga sobre él la maldición de Dios! ¡Señor nuestro, ven!

23 Que el Señor Jesús derrame su gracia sobre ustedes. 24 Mi amor está siempre con ustedes en Cristo Jesús.

Dios Habla Hoy (DHH)

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.

Comentarios de Matthew Henry

1 Corintios 16: 1-4
En este capítulo, Pablo cierra esta larga epístola con algunos asuntos particulares de menos momento; pero, como todo fue escrito por inspiración divina, todo es provechoso para nuestra instrucción. Él comienza dirigiéndolos sobre una colecta caritativa en una ocasión particular, las angustias y la pobreza de los cristianos en Judea, que en este momento eran extraordinarios, en parte por las calamidades generales de esa nación y en parte por los sufrimientos particulares a los que estaban expuestos. Ahora con respecto a esta observación,
I. Cómo introduce su dirección. No era un servicio peculiar que él requería de ellos; había dado órdenes similares a las iglesias de Galacia, 1Co_16: 1. Deseaba que se ajustaran a las mismas reglas que había dado a otras iglesias en una ocasión similar. Él no deseaba que los demás fueran aliviados y agobiados, 2Co_8: 13. También menciona con prudencia estas órdenes suyas a las iglesias de Galacia, para estimular la emulación y animarlas a ser liberales, de acuerdo con sus circunstancias y la ocasión. Aquellos que sobrepasaron a la mayoría de las iglesias en dones espirituales y, como es probable, en la riqueza mundana (ver el argumento), seguramente no se verían obligados a quedarse atrás en beneficio de sus hermanos afligidos. Tenga en cuenta que los buenos ejemplos de otros cristianos e iglesias deberían provocar en nosotros una emulación santa. Se está convirtiendo en un cristiano que no debe ser superado por un compatriota en nada virtuoso y digno de alabanza, siempre que esta consideración solo lo haga esforzarse, no envidiar a los demás; y cuantas más ventajas tengamos sobre otros, más deberíamos esforzarnos por superarlos. La iglesia de Corinto no debe ser superada en este servicio de amor por las iglesias de Galacia, que no parecen haber sido enriquecidas con dones espirituales iguales ni capacidad externa.
II. La dirección en sí misma, respecto de la cual observar,
1. La forma en que se debía hacer la recolección: cada uno debía quedarse en la tienda (1Co_16: 2), tener una tesorería o fondos, consigo mismo, para este fin. El significado es que debe quedarse como podría ahorrar de vez en cuando, y de este modo hacer una suma para este propósito caritativo. Tenga en cuenta que es bueno guardar en la tienda para buenos usos. Los que son ricos en este mundo deben ser ricos en buenas obras, 1Ti_6: 17, 1Ti_6: 18. La mejor manera de ser así es apropiarse de sus ingresos y tener una tesorería para este fin, una reserva para los pobres y para ellos mismos. Por este medio, estarán listos para cada buen trabajo a medida que se presente la oportunidad; y muchos de los que trabajan con sus propias manos para ganarse la vida deberían trabajar para que tengan que entregarle lo que necesita, Efe4: 28. De hecho, su tesorería para las buenas obras nunca puede ser muy grande (aunque, según las circunstancias, puede variar considerablemente); pero la mejor manera en el mundo para que ellos obtengan un tesoro con este propósito es quedarse de vez en cuando, como pueden pagar. Algunos de los padres griegos observan con razón aquí que este consejo fue dado por el bien de los más pobres entre ellos. Debían quedarse allí de una semana a otra, y no acudir a la tesorería común, para que de esta manera sus contribuciones pudieran ser fáciles para ellos y, sin embargo, convertirse en un fondo para el alivio de sus hermanos. «Cada pequeño», como dice el proverbio, «haría una mueca». De hecho, toda nuestra caridad y benevolencia deben ser libres y alegres, y por esa razón deben ser tan fáciles para nosotros mismos como sea posible. ¿Y cuál es la forma más fácil de hacernos fáciles en este asunto que dejar de lado? Podemos dar alegremente cuando sabemos que podemos ahorrar, y que hemos estado guardando en la tienda que podemos.
2. Aquí está la medida en que deben descansar: como Dios los ha prosperado; ti an euodōtai, ya que ha sido prosperado, a saber, por la divina Providencia, como Dios se ha complacido en bendecir y tener éxito en su labor y negocio. Tenga en cuenta: Todo nuestro negocio y nuestro trabajo son para nosotros lo que Dios se complace en hacerlos. No es la mano diligente la que se enriquecerá por sí misma, sin la bendición divina, Pro_10: 4, Pro_10: 22. Nuestra prosperidad y éxito son de Dios y no de nosotros mismos; y él debe ser poseído en todos y honrado con todos. Es su generosidad y bendición a la que debemos todo lo que tenemos; y todo lo que tenemos es para ser usado, empleado y mejorado para él. Su derecho a nosotros mismos y todo lo que es nuestro es ser poseído y cedido a él. ¿Y cuál es el argumento más apropiado para animarnos a la caridad con las personas y los hijos de Dios que para considerar todo lo que tenemos como su regalo, como proveniente de él? Tenga en cuenta que cuando Dios nos bendiga y nos prospere, debemos estar listos para aliviar y consolar a sus sirvientes necesitados; cuando su generosidad fluye sobre nosotros, no debemos limitarnos a nosotros mismos, sino dejar que fluya a otros. El bien que recibimos de él debería animarnos a hacer el bien a los demás, a parecernos a él en nuestra beneficencia; y, por lo tanto, cuanto más bien recibamos de Dios, más debemos hacer el bien a los demás. Debían quedarse como Dios los había bendecido, en esa proporción. Cuanto mas ellos

Versículos de la Biblia

14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

  • Hebreos 12:14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Devocional de Hoy:

Somos colaboradores de Dios. 1 Corintios 3

Más Lectura ...

Hechos 19:10, Hechos 20:31

La Biblia:

Enriquece tu fe y crece en madurez espiritual con el increíble estudio bíblico y devocional.

Our Principal

«¡Abrazar al mundo en oración! Comunionet es un ministerio que provee confraternidad (comunión) para personas en grupos de oración y en congregaciones que se reúnen vía la Internet.»

Visita: https://www.comunionet.com/

Rev. Sergio Scataglini

Fundador, orador internacional y el autor del libro, “El fuego de su santidad".

Santa Biblia Thompson edición especial para el estudio bíblico RVR 1960 (Spanish Edition)

Comprar

La Tora: Biblia Mesiánica Hebrea De Estudio traducida al español (Spanish Edition)

Comprar

Autoridad Espiritual (Spanish Edition)

Comprar

Biblia de bosquejos y sermones: 1 y 2 Corintios (Biblia de Bosquejos y Sermones N.T.) (Spanish Edition)

Recibe noticias y actualizaciones del El Tabernaculo

 

el tabernaculo

Portal Cristiano para estudiar, escuchar información que edifica.

© 2018 El Tabernaculo.

Tarjetas Cistianas