Seleccionar página

INFORMACIÓN GENERAL

Libro: 1 Corintios

Idioma Original: griego

Pablo estaba en Corintios durante el primer y ultimo viaje, el lugar mas pecaminos en aquellos dias. 1 Corintios fue escrito una carta o epistola escrita por Pablo de Tarso a la comunidad cristiana o Iglesia de Corinto.

Relacionados…

Diferentes Versiones

1 Corintios 12 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Dones espirituales

12  No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales.

Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos.

Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.

Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.

11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.

13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

14 Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.

15 Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

16 Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?

18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso.

19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?

20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo.

21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.

22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;

23 y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro.

24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba,

25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.

26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.

29 ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros?

30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos?

31 Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

1 Corintios 12 Nueva Versión Internacional (NVI)

Los dones espirituales

12 En cuanto a los dones espirituales, hermanos, quiero que entiendan bien este asunto. Ustedes saben que cuando eran paganos se dejaban arrastrar hacia los ídolos mudos. Por eso les advierto que nadie que esté hablando por el Espíritu de Dios puede maldecir a Jesús; ni nadie puede decir: «Jesús es el Señor» sino por el Espíritu Santo.

Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu. Hay diversas maneras de servir, pero un mismo Señor. Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.

A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás. A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento; a otros, fe por medio del mismo Espíritu; a otros, y por ese mismo Espíritu, dones para sanar enfermos; 10 a otros, poderes milagrosos; a otros, profecía; a otros, el discernir espíritus; a otros, el hablar en diversas lenguas; y a otros, el interpretar lenguas. 11 Todo esto lo hace un mismo y único Espíritu, quien reparte a cada uno según él lo determina.

Un cuerpo con muchos miembros

12 De hecho, aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo. Así sucede con Cristo. 13 Todos fuimos bautizados por[a] un solo Espíritu para constituir un solo cuerpo —ya seamos judíos o gentiles, esclavos o libres—, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

14 Ahora bien, el cuerpo no consta de un solo miembro, sino de muchos. 15 Si el pie dijera: «Como no soy mano, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. 16 Y, si la oreja dijera: «Como no soy ojo, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. 17 Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿qué sería del oído? Si todo el cuerpo fuera oído, ¿qué sería del olfato? 18 En realidad, Dios colocó cada miembro del cuerpo como mejor le pareció. 19 Si todos ellos fueran un solo miembro, ¿qué sería del cuerpo? 20 Lo cierto es que hay muchos miembros, pero el cuerpo es uno solo.

21 El ojo no puede decirle a la mano: «No te necesito». Ni puede la cabeza decirles a los pies: «No los necesito». 22 Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles son indispensables, 23 y a los que nos parecen menos honrosos los tratamos con honra especial. Y se les trata con especial modestia a los miembros que nos parecen menos presentables, 24 mientras que los más presentables no requieren trato especial. Así Dios ha dispuesto los miembros de nuestro cuerpo, dando mayor honra a los que menos tenían, 25 a fin de que no haya división en el cuerpo, sino que sus miembros se preocupen por igual unos por otros. 26 Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y, si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él.

27 Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo. 28 En la iglesia Dios ha puesto, en primer lugar, apóstoles; en segundo lugar, profetas; en tercer lugar, maestros; luego los que hacen milagros; después los que tienen dones para sanar enfermos, los que ayudan a otros, los que administran y los que hablan en diversas lenguas. 29 ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Son todos maestros? ¿Hacen todos milagros? 30 ¿Tienen todos dones para sanar enfermos? ¿Hablan todos en lenguas? ¿Acaso interpretan todos? 31 Ustedes, por su parte, ambicionen[b] los mejores dones.

El amor

Ahora les voy a mostrar un camino más excelente.

Footnotes:

  1. 12:13 por. Alt. con, o en.
  2. 12:31 ambicionen. Alt. ambicionan.

Nueva Versión Internacional (NVI)

Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL® NVI® © 1999, 2015 por Biblica, Inc.®, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo. Used by permission. All rights reserved worldwide.

1 Corintios 12 Dios Habla Hoy (DHH)

12 Hermanos, quiero que ustedes sepan algo respecto a los dones espirituales.

Ustedes saben que cuando todavía no eran creyentes se dejaban arrastrar ciegamente tras los ídolos mudos. Por eso, ahora quiero que sepan que nadie puede decir: «¡Maldito sea Jesús!», si está hablando por el poder del Espíritu de Dios. Y tampoco puede decir nadie: «¡Jesús es Señor!», si no está hablando por el poder del Espíritu Santo.

Diversidad y unidad de los dones

Hay en la iglesia diferentes dones, pero el que los concede es un mismo Espíritu. Hay diferentes maneras de servir, pero todas por encargo de un mismo Señor. Y hay diferentes manifestaciones de poder, pero es un mismo Dios, que, con su poder, lo hace todo en todos.Dios da a cada uno alguna prueba de la presencia del Espíritu, para provecho de todos. Por medio del Espíritu, a unos les concede que hablen con sabiduría; y a otros, por el mismo Espíritu, les concede que hablen con profundo conocimiento. Unos reciben fe por medio del mismo Espíritu, y otros reciben el don de curar enfermos. 10 Unos reciben poder para hacer milagros, y otros tienen el don de profecía. A unos, Dios les da la capacidad de distinguir entre los espíritus falsos y el Espíritu verdadero, y a otros la capacidad de hablar en lenguas; y todavía a otros les da la capacidad de interpretar lo que se ha dicho en esas lenguas. 11 Pero todas estas cosas las hace con su poder el único y mismo Espíritu, dando a cada persona lo que a él mejor le parece.

12 El cuerpo humano, aunque está formado por muchos miembros, es un solo cuerpo. Así también Cristo. 13 Y de la misma manera, todos nosotros, judíos o no judíos, esclavos o libres, fuimos bautizados para formar un solo cuerpo por medio de un solo Espíritu; y a todos se nos dio a beber de ese mismo Espíritu.

14 Un cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos. 15 Si el pie dijera: «Como no soy mano, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser del cuerpo. 16 Y si la oreja dijera: «Como no soy ojo, no soy del cuerpo», no por eso dejaría de ser del cuerpo. 17 Si todo el cuerpo fuera ojo, no podríamos oír. Y si todo el cuerpo fuera oído, no podríamos oler. 18 Pero Dios ha puesto cada miembro del cuerpo en el sitio que mejor le pareció. 19 Si todo fuera un solo miembro, no habría cuerpo. 20 Lo cierto es que, aunque son muchos los miembros, el cuerpo sólo es uno.

21 El ojo no puede decirle a la mano: «No te necesito»; ni la cabeza puede decirles a los pies: «No los necesito.» 22 Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los que más se necesitan; 23 y los miembros del cuerpo que menos estimamos, son los que vestimos con más cuidado. Y los miembros que consideramos menos presentables, son los que tratamos con más modestia, 24 lo cual no es necesario hacer con los miembros más presentables. Dios arregló el cuerpo de tal manera que los miembros menos estimados reciban más honor, 25 para que no haya desunión en el cuerpo, sino que cada miembro del cuerpo se preocupe por los otros. 26 Si un miembro del cuerpo sufre, todos los demás sufren también; y si un miembro recibe atención especial, todos los demás comparten su alegría.

27 Pues bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno de ustedes es un miembro con su función particular. 28 Dios ha querido que en la iglesia haya, en primer lugar, apóstoles; en segundo lugar, profetas; en tercer lugar, maestros; luego personas que hacen milagros, y otras que curan enfermos, o que ayudan, o que dirigen, o que hablan en lenguas. 29 No todos son apóstoles, ni todos son profetas. No todos son maestros, ni todos hacen milagros, 30 ni todos tienen poder para curar enfermos. Tampoco todos hablan en lenguas, ni todos saben interpretarlas.31 Ustedes deben ambicionar los mejores dones.

Supremacía del amor

Yo voy a enseñarles un camino mucho mejor.

Dios Habla Hoy (DHH)

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.

Comentarios de Matthew Henry

1 Corintios 12: 1-11
El apóstol viene ahora a tratar los dones espirituales, que abundaban en la iglesia de Corinto, pero fueron abusados ​​grandemente. Lo que estos dones fueron en general se nos dice en el cuerpo del capítulo; Es decir, oficios y poderes extraordinarios, otorgados a ministros y cristianos en las primeras edades, por convicción de incrédulos y propagación del evangelio. Regalos y gracias, charismata y charis, difieren mucho. Ambos en verdad fueron dados libremente por Dios. Pero donde se da la gracia es para la salvación de los que la tienen. Los regalos se otorgan para la ventaja y salvación de otros. Y puede haber grandes regalos donde no hay un dram de gracia, pero las personas que los poseen están completamente fuera del favor divino. Son grandes ejemplos de benignidad divina para los hombres, pero no prueban por sí mismos que aquellos que los tienen sean los objetos de la complacencia divina. Esta iglesia era rica en regalos, pero había muchas cosas escandalosamente fuera de orden en ella. Ahora con respecto a estos dones espirituales, es decir, los poderes extraordinarios que habían recibido del Espíritu,
I. El apóstol les dice que no les ignoraría ni su original ni su uso. Ellos vinieron de Dios, y debían ser usados ​​para él. Los llevaría muy lejos si ignoraran uno u otro de estos. Tenga en cuenta que la información correcta es de gran utilidad para todas las prácticas religiosas. Es un trabajo desgraciado el que hacen los hombres talentosos que no saben o no anuncian la naturaleza y el uso correcto de los dones con los que están dotados.
II. Los puso en la mente del triste estado del que se habían recuperado: ustedes eran gentiles, llevados a los ídolos mudos, incluso cuando eran dirigidos, 1Co_12: 2. Mientras eran así, no podían tener pretensiones de ser hombres espirituales, ni de tener dones espirituales. Mientras estaban bajo la conducta del espíritu del gentilismo, no podían ser influenciados por el Espíritu de Cristo. Si entendían bien su condición anterior, no podían dejar de saber que todos los verdaderos dones espirituales eran de Dios. Ahora con respecto a este observar, 1. Su carácter anterior: eran gentiles. No el pueblo peculiar de Dios, sino de las naciones que de alguna manera había abandonado. Los judíos eran, antes, su pueblo elegido, distinguido del resto del mundo por su favor. Para ellos, el conocimiento y la adoración del verdadero Dios estaban confinados. El resto del mundo era ajeno al pacto de la promesa, extranjeros de la comunidad de Israel, y de una manera sin Dios, Efesios 2: 12. Tales gentiles eran el cuerpo de los corintios, antes de su conversión al cristianismo. ¡Qué cambio fue aquí! Los corintios cristianos fueron una vez gentiles. Tenga en cuenta que es de gran utilidad para el cristiano, y una consideración apropiada para incitarlo tanto al deber como al agradecimiento, a pensar lo que una vez fue: usted era gentil. 2. La conducta a la que estaban sometidos: llevados a estos idolos idiotas, incluso cuando fuiste guiado. Fueron apresurados con la idolatría más grosera, el culto incluso de las existencias y las piedras, por la fuerza de una imaginación vana, y el fraude de sus sacerdotes que practicaban su ignorancia, ya que, cualesquiera que fueran los sentimientos de sus filósofos, esta era la práctica de la manada El cuerpo de la gente rindió homenaje y adoración a los ídolos tontos, que tenían oídos pero no podían escuchar, y bocas pero no podían hablar, Sal.115: 5, Sal.115: 6. ¡Miserable abominación mental! Y aquellos que despreciaron estas concepciones groseras de lo vulgar y, sin embargo, las aprobaron por su práctica. ¡Oh triste estado del gentilismo! ¿Podría el Espíritu de Dios estar entre esos idólatras idiotas, o estar influenciados por él? ¿Cómo triunfó el príncipe de este mundo en la ceguera de la humanidad? ¡Qué espesa niebla había echado sobre sus mentes!
III. Él les muestra cómo podrían discernir esos dones que eran del Espíritu de Dios, verdaderos dones espirituales: ningún hombre, hablando por el Espíritu, llama a Jesús maldito. Así hicieron tanto los judíos como los gentiles: lo blasfemaron como impostor, execraron su nombre y lo consideraron abominable. Y sin embargo, muchos judíos, que eran exorcistas y magos, se movían, fingiendo hacer maravillas con el Espíritu de Dios (vid. Horae de Lightfoot en loc.), Y muchos entre los gentiles pretendían inspirarse. Ahora el apóstol les dice que nadie podría actuar bajo la influencia, ni por el poder, del Espíritu de Dios, quien repudió y blasfemó contra Cristo: porque el Espíritu de Dios dio testimonio incontrolable de Cristo por profecía, milagros, su resurrección de entre los muertos, el éxito de su doctrina entre los hombres, y su efecto sobre ellos; y nunca podría contradecirse tanto como para declararlo maldito. Y, por otro lado, ningún hombre podría decir que Jesús era el Señor (es decir, vivir por esta fe y hacer milagros para probarlo), pero debe ser por el Espíritu Santo. Poseer esta verdad ante los hombres, y mantenerla hasta la muerte, y vivir bajo la influencia de ella, no podría hacerse sin la santificación del Espíritu Santo. Ningún hombre puede llamar a Cristo Señor, con una sujeción creyente a él y su dependencia de él, a menos que esa fe sea forjada.

Versículos de la Biblia

14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

  • Hebreos 12:14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Devocional de Hoy:

Somos colaboradores de Dios. 1 Corintios 3

Más Lectura ...

Hechos 19:10, Hechos 20:31

La Biblia:

Enriquece tu fe y crece en madurez espiritual con el increíble estudio bíblico y devocional.

Our Principal

«¡Abrazar al mundo en oración! Comunionet es un ministerio que provee confraternidad (comunión) para personas en grupos de oración y en congregaciones que se reúnen vía la Internet.»

Visita: https://www.comunionet.com/

Rev. Sergio Scataglini

Fundador, orador internacional y el autor del libro, “El fuego de su santidad".

Santa Biblia Thompson edición especial para el estudio bíblico RVR 1960 (Spanish Edition)

Comprar

La Tora: Biblia Mesiánica Hebrea De Estudio traducida al español (Spanish Edition)

Comprar

Autoridad Espiritual (Spanish Edition)

Comprar

Biblia de bosquejos y sermones: 1 y 2 Corintios (Biblia de Bosquejos y Sermones N.T.) (Spanish Edition)

Recibe noticias y actualizaciones del El Tabernaculo

 

el tabernaculo

Portal Cristiano para estudiar, escuchar información que edifica.

© 2018 El Tabernaculo.

Tarjetas Cistianas